GuateMaya en el arte de los hermanos Cruz Sunú

Dice el refrán que “nadie es profeta en su propia tierra”, y a muchos artistas guatemaltecos les ha tocado vivir esa experiencia, por lo que buscan oportunidades afuera de sus países.

Lorenzo Cruz, artista de San Pedro La Laguna, Sololá, ha logrado la internacionalización de sus pinturas, gracias a su constancia y dedicación, además del apoyo de su familia, en especial de su hermano Pedro Cruz, quien además es su promotor. Sus primeras pinturas fueron rechazadas por los encargados de las galerías ubicados en los alrededores del Lago de Atitlán, lugar donde muchos artistas buscan una oportunidad para exponer sus obras.

“Fue mi padre quien me animó a seguir adelante, ante la respuesta negativa de esas galerías, quienes me dijeron que mi propuesta no era buena”, recuerda Lorenzo Cruz.

Han pasado varios años desde esas primeras experiencias, en los que este artista sololateco ha expuesto en diferentes países como Israel, Estados Unidos, Honduras, México, y por supuesto, su país natal Guatemala.

Inspirado por el trabajo de Diego Rivera

La característica principal en la obra de Cruz son las espaldas de mujeres vestidas con los trajes típicos de distintas regiones guatemaltecas.

“Me identifico con las espaldas de nuestras madres indígenas, con nuestros trajes de Guatemaya”, explica.

Antes de dedicarse a la pintura, trabajó en el campo, limpiando sembradíos de maíz y de café. “Después de la escuela, con mi hermano Pedro le llevábamos el almuerzo a mi papá y nos quedábamos ayudándole”, recuerda. “Después, en la secundaria, empecé a rayar mis cuadernos y encontré mi vocación”, añade.

Sus padres lo mandaron a estudiar a la Escuela de Artes Plásticas, en la Ciudad de Guatemala. Sin embargo, por la falta de recursos económicos, no pudo graduarse, ya que los gastos de vivienda, alimentación, útiles escolares, solo terminó 3 años de los 6 que dura la carrera.

“Regresé a mi pueblo y empecé a trabajar. Fue muy duro escuchar que en las galerías me decían que mis cuadritos eran infantiles y no servían”.
Sin embargo, inspirado en la obra del muralista mexicano, Diego Rivera, Cruz encontró también una fuente de inspi- ración en los trajes típicos, las espaldas y las trenzas de las mujeres mayas-guatemaltecas.

 

Su técnica es pintura al óleo en lienzo con relieve, lo cual crea una sensación visual diferente. Crea la impresión que puede tocarse cada fibra de los tejidos plasmados.

Aprovecha cada que vez visita diferentes pueblos para fotografiar los trajes y el entorno, los cuales plasma en sus obras. En total, ha pintado 25 cuadros de su propia inspiración, los cuales pueden ser apreciados en galerías y en colecciones privadas.

Mientras que su hermano mayor Pedro lo representa y promueve, Lorenzo prepara a su hermano menor Antonio, en la misma disciplina y actualmente es su asistente. Su rutina de trabajo empieza a primeras horas del día. “A las 5 de la mañana ya estoy en mi estudio, hago una oración a Dios y un buen café, son suficientes para empezar”.

La familia de Lorenzo está compuesta por su esposa Rosario su hijo Juan Félix, sus padres Juan y Angélica Cruz, así como sus 7 hermanos.

Con el Lago de Atitlán a poca distancia de su casa, los elementos para plasmar en sus pinturas parecen inagotables. “A veces, cuando duermo, sueño mis trabajos, los cuales después llevo a la realidad”, enfatiza.

Mientras continúa en la búsqueda de nuevos mercados, Lorenzo continúa produciendo pinturas, alguna de ellas por encargos particulares.
Sus obras están expuestas en su propia galería de arte llamada “Cruz Sunu”, en San Pedro La Laguna, a 25 minutos por lancha desde Panajachel, Sololá.

Únase a nuestros lectores en Facebook dando un click en la imagen y "like" o "me gusta" en nuestra página en Facebook.
Únase a nuestros lectores en Facebook dando un click en la imagen y “like” o “me gusta” en nuestra página en Facebook.

 

Este mercado de comida guatemalteca al aire libre es una estrella sin descubrir en L.A.

 

Por: Bill Esparza
Fotos: Wonho Frank Lee
Vídeo: Giovanni Bautista-La Voz del Inmigrante

Son las 5 de la tarde en la pequeña Centro América de Los Ángeles y un hombre mueve poco a poco un pesado carro de comida hacia la calle Bonnie Brae, usando todas sus fuerzas en la subida de la Calle 6. Otros llegan con carritos de compras llenos de contenedores con comida preparada, cubiertos desechables y servilletas. Uno de esos carros de supermercado está convertido en un asador para la carne asada estilo guatemalteco.

Los domingos hay al menos 30 vendedores a lo largo de la intersección de Bonnie Brae y la 6, apenas a unas cuadras del sector de vendedores de la Alvarado, que va desde el norte de la Calle 6 hasta los carros de comida guatemalteca que se estacionan alrededor de la Calle 8.

 

En la Alvarado hay vendedores de hot-dogs y otros platillos centroamericanos, pero mayormente es un lugar para comprar ropa, zapatos, lociones, cargadores de teléfono. Bonnie Brae es el lugar donde los jornaleros compran su plato de hilachas, frijoles y ensalada de coditos por 5 dólares, paches con atol o bistec y longanizas, después de un largo día de trabajo arduo.

Algunos vendedores son regulares, mientras que otros llegan cuando pueden para hacer un “dinerito” extra. “Yo no vengo algunas noches, porque voy a la iglesia”, dice una mujer, mientras coloca unos huevos duros cubiertos de deliciosa salsa de tomate sobre un plato de chao mein.

En la misma esquina hay venderores guatemaltecos de carne asada, longaniza, pollo, costillas y menudos de cerdo bajo una densa capa de humo que recuerda una noche en Panajachel, en el Lago Atitlán.

Los comerciantes de comida vienen de diferentes departamentos de Guatemala como Quetzaltenango, Mazatenango, San Pedro La Laguna, Escuintla, Aguacatán, Santa Cruz del Quiché, entre otros lugares de los que no había escuchado antes.

Desde que el mercado de comida ambulante de la calle Breed en Boyle Height (Este de Los Ángeles) fue cerrado en el 2009, no había existido otro lugar vibrante para comer comida callejera por la noche en Los Ángeles. Y mientras este sector está activo los 7 días de la semana, son los sábados y domingos cuando hay más variedad de platillos.

Invite a sus amigos para compartir esta experiencia y no olvide traer efectivo en billetes de baja denominación.

Esto podrá encontrar en el Mercado Nocturno Guatemalteco en la Pequeña Centro América de Westlake, donde los chapines cocinan con el corazón para la clase trabajadora:

Atoles:
Una gran variedad de atoles, hechos con masa caliente, como arroz con leche o atol blanco.

Caldos:
Los guatemaltecos cocinan deliciosas sopas llenas de vegetales como güisquil, yuca y chipilín. Busque a los vendedores que tienen contenedores de comida y gritan “caldo de res, gallina y caldo de pata”. Acompáñelos con tortillas de maíz y arroz blanco. Si no hay aguacate, puede comprarlo a otro vendedor. El plato de caldo cuesta $5.00.

 

Dobladas:
Las dobladas guatemaltecos son hechas de masa frita, rellenas de pollo y las sirven cubiertas con salsa de tomate, repollo y espolvoreadas con queso seco. Una orden incluye 4 dobladas para compartir.

Envueltos:
No hay que confundirlos con chiles rellenos. Son ejotes, güisquiles o pacayas envueltos en huevo. Las más comunes son las pacayas, las cuales sirven con una orden de frijoles volteados o colados y arroz blanco, ensalada de coditos y ciao mein.

Churrascos:
Hay algo para todos aquí: carne asada, costillas de cerdo, pollo, menudos de cerdo y longaniza guatemalteca, cocinadas con carbón. Vienen con una orden adicional de frijoles, arroz, coditos o ciao mein.

Para encontrar el carrito de churrascos solo siga el olor a humo hasta llegar a la Bonnie Brae y 6.

 

Garnachas:
Pequeñas tortillas fritas con carne molida, salsa de tomate y repollo en curtido. La orden viene con 4 o 6 garnachas para compartir con sus amigos.

 

 

Pollo y papas fritas:
La sorpresa de la noche es un plato de pollo y papas fritas cocinadas en aceite sazonado con una mezcla de paprica y otras especias, aderezado con mayonesa, salsa de tomate y chile. Tal vez es la combinación del chile con lo dulce de la salsa de tomate y la grasa de la mayonesa que crean un sabor mágico. Un platillo bastante recomendable. Es el mejor platillo por $5.00 o menos en todos Los Ángeles.

Recados:
Los platos típicos de la cocina guatemalteca son llamados “recados” y cada día de la semana se sirve uno diferente. Por $5.00 puede comprar un plato completo que incluye tortillas, frijoles colados o volteados, ensalada de coditos (si, por favor), arroz blanco y ciao mein. Entre las selecciones que puede encontrar están: Frijoles blancos con carne; hilachas; huevos con salsa y pepián.

Tamales:
Van desde los chuchitos, que son tamales al vapor envueltos en hoja de maíz, rellenos de pollo. Pídales que se los tuesten un poco sobre el carbón para que agarren un poquito de sabor ahumado.

Los paches son originarios de Quetzaltenango. Vienen envueltos de hojas de maxán.  Están hechos de papas, con rajas de chile guaque, pasas y coloreados con achiote. También encontrará tamales de arroz rellenos de pollo.

Tostadas:
Las tostadas son el platillo dominante de la comida callejera en Guatemala. En la respuesta guatemalteca al taco mexicano. Puede pedir de guacamol, frijol, salsa, pollo, picadillo de carne, ensalada rusa.

Las enchiladas son las madres de todas las tostadas. Son tortillas tostadas con ensalada de remolacha y repollo, culantro picado, salsa de tomate, queso seco y huevo duro.

Este artículo fue publicado originalmente por Eater Los Angeles en la.earter.com. Puede leer la versión original en inglés en: https://la.eater.com/2017/7/6/15930544/ guatemalan-street-market-bonnie-brae-westlake-los-angeles.

Reproducido con autorización de Vox Media Inc.

Traducido y adaptado al español por Giovanni Bautista.

100 puntos para estos padres guatemaltecos

Dia del Padre

JOSÉ VENTURA

Jose Ventura

 

José Ventura es uno de los mayores promotores de la cultura maya-guatemalteca en la Costa Oeste de los Estados Unidos.

Originario de Olintepeque, Quetzaltenango, es Guía Espiritual Maya. Junto a su esposa, Alicia, fundaron hace 15 años el Grupo de Danzas Mayas Ajpop-Tecum, en Los Ángeles, California.

Su familia está compuesta además por 5 hijos y dos nietos, a quienes transmite todos sus conocimientos ancestrales.

Como Guía Espiritual ayuda a la comunidad con el Sagrado Fuego al presentarlo al Creador durante las ceremonias mayas. Junto a su grupo de danzas, hace presentaciones ante diferentes públicos.


EDÍN MARROQUÍN

35100_115798291801946_4037412_n

“Bendito entre todas las mujeres” Edín Marroquín procreó, junto a su esposa, a 3 hijas. Su nombre es además sinónimo de alta cocina en Los Ángeles, California, pues es el propietario y chef del restaurante Aroma.

“Me sacrifiqué bastante para que mi esposa pudiera dedicarse a cuidar a mis hijas, pues ellas siempre son nuestra prioridad. Por ello me siento satisfecho de las cosas que hemos hecho, lo mejor que hemos podido y la recompensa es verlas realizadas con sus estudios y sus familias”, comenta.

“Como guatemaltecos, les enseñamos nuestros valores, sean humildes pero a la vez orgullosas de sus raíces”, enfatiza.


 

IGNACIO CHÁVEZ

18424890_1427191630678697_705074347_n

Originario de Quetzaltenango, Guatemala, Ignacio es un ex-jugador profesional de fútbol, quien ahora funge como manager, junto a su esposa Erica, de las carreras de sus hijos Juliocésar y Belén Chávez.

“Me toca ser padre y madre de mi hija Belén desde hace varios años, cuando mi esposa acompaña a Juliocésar a filmar en otros ciudades. Las ausencias se sienten y aprendí a cocinar y hasta peinar a mi hija”, comenta.

“A nuestros hijos les transmitimos que sean humildes. A como se acostumbra en Guatemala: saludar, decir gracias y por favor. Que no se olviden de Dios y de Guatemala, a que escriban y hablen español”, agrega este orgulloso papá.


 

ALBERTO GONZÁLEZ

12401654_1310192335672965_8988378391694488533_o

La disciplina y el trabajo en equipo son dos de los valores que Alberto González inculca a sus seis hijos.

La vena artística corre por su familia, ya que mientras sus dos hijas combinan sus estudios con la danza y actuación, los varones cantan y actúan.

González es el manager a tiempo completo y maneja su tiempo para acudir a audiciones casi todos los días.

“Mis hijos se asombran cuando les cuento que en Guatemala me levantaba a las 4 de la mañana a ordeñar a las vacas y luego me iba a la escuela”, resalta.

Busca que sus hijos sean ciudadanos ejemplares y transmitir el mensaje que a él le dieron sus padres.


CHRISTIAN GUZMÁN

18426677_10213000364470404_323278173_o

Christian Guzmán es el papá de Madison y Nolan. También es el fundador, junto a Yasser Cermeño, de “El Shuko Original”, uno de los food trucks de comida chapina más po- pulares en el Sur de California.

Pero en su camino para alcanzar sus metas como empresario en la competitiva industria de la alimentación, Guzmán ha tenido que sacrificar el tiempo para compartir con su familia, principalmente con su hija mayor, Madison.

“Cuando nació Madison yo trabaja hasta en tres restaurantes, para que mi esposa pudiera cuidar a tiempo completo a mi hija”, recuerda.

Es por ello que su rutina cambió al nacer Nolan. Comparte las tareas del hogar. En las mañanas prepara el desayuno de Madison y la lleva a la escuela. Sus tardes también para sus hijos.

La parte difícil es cuando viaja cada dos semanas de Las Vegas a Los Ángeles a trabajar en “El Shuko Original”.

“Les enseñamos a dar gracias a Dios y les hablamos en español para que sean bilingües”, concluye.


LUIS DE LEÓN

12006579_10207860278611780_3177064947757709417_o

Luis De León aprendió a ser papá a tiempo completo al mudarse a vivir a los Estados Unidos. Ser padre de Liam y Diego requiere de casi toda su energía.

Pero aún así ha encontrado tiempo para continuar con su carrera como periodista, la cual combina con su gusto por la pintura, la locución, la fotografía y su trabajo de tiempo parcial con la popular banda de música folk “Appalatin”, de Louisville, Kentucky.

Con su esposa Shannon comparten su pasión por las causas sociales, principalmente hacia los indocumentados y refugiados.

Es el creador del blog “La Esquina”  del programa radial “Acentos”, enfocado a la cultura latina.


MARIO ANTONIO ROSALES-SOLANO

18156049_10155305011178872_7560992381702700704_o

El papá más joven de este reportaje.  vive en Nueva York, junto a su esposa y sus gemelos, quienes vinieron a darle un giro de 180 grados a sus vidas.

“Mis hijos me hicieron reflexionar sobre mi niñez y entender a mis padres y sus lecciones. Me ví como un adulto y ya no solo como un hijo”, confiesa este ganador de 5 Premios Emmy, además de estar trabajando en nuevos proyectos audio-visuales, pasión que comparte con su cónyuge.

“Nos dividimos las tareas, cada uno se encarga de dormir a Nico y Sebas. En casa les hablamos español y su primera comida sólida fueron frijoles, durante su primer viaje a Guatemala. Hoy no faltan en casa”, comenta.

Únase a nuestros lectores en Facebook dando un click en la imagen y "like" o "me gusta" en nuestra página en Facebook.
Únase a nuestros lectores en Facebook dando un click en la imagen y “like” o “me gusta” en nuestra página en Facebook.

Detalles de la Semana Santa en Guatemala

cucurucho

La Semana Santa en Guatemala se celebra con la salida majestuosas procesiones, habitualmente organizadas por una hermandad.

En cada procesión de Semana Santa hay andas procesionales y pasos, que suelen ser imágenes religiosas de la Pasión de Cristo, o imágenes marianas, aunque hay excepciones como los pasos alegóricos o los de santos.

También figuran los cucuruchos o cargadores con sus correspondientes insignias.

Procesiones

En la Ciudad de Guatemala se conmemora la pasión y muerte de Cristo a través de las procesiones que realizan las hermandades de las parroquias del Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala durante la Cuaresma.

Las procesiones en Guatemala son caracterizadas por las alfombras de aserrín colorido que adornan las calles en donde son llevadas en hombros por períodos de hasta dieciocho horas de duración.

3L3A0159
Fotografía: Carlos Freddy Dávila

Las procesiones con las andas más grandes del mundo pertenecen a la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios – El Calvario. Midiendo entre 27 y 30 metros de largo, 1.2 de alto y 2 de ancho, estas son portadas por hasta 150 cargadores por cuadra cada segundo domingo de Cuaresma.

El Viernes Santo se procesiona la segunda anda más grande del mundo, portando al Eternal spring fruits ads 2Cristo Yacente de esta misma iglesia, cargado por ciento cuarenta personas cada cuadra.

Alfombras de colores

La tradición de hacer alfombras en La Cuaresma y Semana Santa incluyen un despliegue de cientos de alfombras hechas a mano, con de diseños religiosos, decoradas de colores vivos y desplegadas a lo largo sobre las calles de muchas ciudades, a lo cual se le suman grandes procesiones que salen de las iglesias y crean una atmósfera que mezcla el ritual religioso con el folclore de Guatemala.

alfombra
Fotografía: Carlos Freddy Dávila

La ciudad colonial de Antigua Guatemala es el lugar mas popular en Semana Santa con bellas alfombras construidas por los devotos locales. Esta tradición en la Antigua Guatemala ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad.

La elaboración de las alfombras es una influencia traída a Guatemala por los españoles y unida a la tradicion Maya de elaboracion de alfombras ceremoniales.

Crear una alfombra es un acto de agradecimiento usualmente hecho por familias y amigos que se unen para una día lleno de tradicion.

Cucuruchos

El significado de Cucurucho en Guatemala tiene diversidad de conceptos, que enmarcan tradiciones, fervor y religiosidad como parte de las celebraciones de la Cuaresma de la Iglesia Católica, es decir, la meditación de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. foto página 8.pngEl cucurucho es una persona que carga una procesión en Guatemala.

El traje del cucurucho se compone de túnica, capirote o casco en general. Sin embargo, también se le añade paletina, cinturón, banda y una capa.

El significado de ésta túnica es parte de la penitencia que la persona hace durante el recorrido procesional. Por ello, para la Cuaresma y parte de la Semana Santa es de color morado; alternando con negro que simboliza luto o blanco, que simboliza eucaristía. Para el Viernes Santo la túnica es rigurosamente negra, como conmemoración de la muerte de Cristo.

Comida

Los platillos de Cuaresma conforman una auténtica tradición gastronómica guatemalteca, que ha sido enriquecida con el correr de los años con otras cocinas. Es así como, en la ciudad, el bacalao a la vizcaína es el plato más esperado para el Viernes Santo; mientras que el pescado seco envuelto en huevo y servido con salsa de tomate, es consumido en el interior del país.

17498619_1660458507592163_3509598794318616334_n
Foto: Chapina Express

Pero son los postres los manjares que hacen gala en las mesas. Esta época ofrece su repostería tradicional para satisfacer los gustos con esas delicias que se apetecen, en la que, por supuesto, las frutas de temporada están presentes. Es el caso de los mangos en dulce preparados con miel a base de azúcar o panela.

También están las torrejas que no tienen relleno o los molletes con relleno de manjar, perfumado con vino dulce y pasas, o las deliciosas empanadas de manjar de leche y los garbanzos en dulce, preparados con una miel de panela y canela.

Con información de: mundochapin.com; wikipedia; y, “Comidas y recetas de Semana Santa” por Euda Morales.

Únase a nuestros lectores en Facebook dando un click en la imagen y "like" o "me gusta" en nuestra página en Facebook.
Únase a nuestros lectores en Facebook dando un click en la imagen y “like” o “me gusta” en nuestra página en Facebook.

 

 

Semana Santa guatemalteca en Los Ángeles: religión, arte, risas y comida

Semana Santa en L.A.

¿Lejos de Guatemala durante la Semana Santa? ¿Con ganas de participar en una procesión, ver alfombras de aserrín de colores o disfrutar las comidas tradicionales de la época y hasta una buena sesión de humor y carcajadas? En Los Ángeles encontrará todo esto y para ello compartimos nuestra guía de sugerencias: Seguir leyendo “Semana Santa guatemalteca en Los Ángeles: religión, arte, risas y comida”