Guatemaltecos disfrutan del fiambre y torrejas en EUA

viernes, 2 de noviembre de 2012

Luego de pasar tres días sin energía eléctrica, calefacción y gas, debido al azote del huracán Sandy, la guatemalteca Dony Erazo, residente en Trenton, Nueva Jersey, aprovechó el restablecimiento de los servicios básicos en su área para elaborar molletes, chilacayote y churros que vendió a sus compatriotas que residen en la misma ciudad y que buscan de esta manera celebrar el Día de los Santos lejos de sus tierras, y encontrar esparcimiento en medio del caos desatado por el fenómeno natural en el Noreste de los Estados Unidos de América.

 

Los hermanos Jackie y Carlos Roberto Calderón preparan los pedidos de fiambre rojo
para atender los pedidos de clientes el 1 y 2 de noviembre. Foto: La Voz


 

Erazo, originaria de Esquipulas, Chiquimula, explicó vía teléfonica, que luego de esperar varias horas en una de las pocas panaderías guatemaltecas abiertas en su ciudad, tuvo que apresurar la marcha para atender los pedidos que tenía desde la semana anterior. “Afortunadamente pude cumplir con mis clientes y vendí todas las torrejas, chilacayote y churros, con lo que pude traer a mis paisanos un poco del sabor de Guatemala en estos días de celebración espiritual”, agregó.

Mientras tanto, en el otro lado del país, en Los Ángeles, California, donde residen más de cien mil chapines, los restaurantes guatemaltecos prepararon un menú especial, siendo el platillo principal, el tradicional fiambre rojo, el cual tuvo un costo promedio de US$30.00 por un plato de 2 libras, y de US$50.00 por uno de 4 libras. Los propietarios de Guatemala Restaurant, Jackie y Carlos Roberto Calderón empezaron con la preparación del curtido y el corte de verduras desde el sábado anterior, para asi atender los pedidos de sus clientes que viajan desde ciudades lejanas del Sur de California, como San Bernardino, Camarillo y Riverside, entre otras.

Indicaron que importan desde Guatemala las butifarras y los chorizos negros, por los cuales pagaron US$10 dólares por libra, además del tiempo que se invierte en los trámites aduaneros. Aunque usan pacayas embotelladas,  aprovechan la gran variedad de jamones de primera calidad, así como de verduras frescas que se venden en esta ciudad. “La receta la heredamos de nuestra abuela y desde que abrimos el restaurante, hace 10 años, hemos ofrecido fiambre rojo a la comunidad y es una gran satisfacción ver a nuestros clientes emocionados, a veces hasta las lágrimas, al saborearlo, pues evocan memorias de sus seres queridos que ya no están con ellos, de sus familias, de sus amigos y de sus pueblos, por eso siempre oramos antes de empezar a preparlo junto con familiares y empleados”, manifestaron.

 

María Jose Sigüenza y Carlo Gil almorzaron fiambre rojo
Guatemala Restaurant del centro de Los Ángeles. Foto: La Voz

Los comensales María José Sigüenza y Carlo Gil, provenientes de Quetzaltenango, indicaron que cada 1 de noviembre comparten durante el almuerzo un plato de fiambre, pues en sus casas, todos los años, una noche antes, sus familias, amigos y vecinos, se reunían para pasar la noche del 31 de octubre picando verdura y al día siguiente, a las 12 del día, se reunían de nuevo para comerlo en comunidad. Sigüenza destacó que su mamá continúa con la tradición en Xela, pero hace fiambre blanco y la remolacha la ponen a un lado, por aquello de los “melindrosos”, concluyó entre risas.

vozinmigrante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s